Casa Julia

El objetivo era transformar un viejo ático en un nuevo espacio continuo y fluido. Se eliminan los tabiques, salvo el de separación del baño y el de la habitación, y se coloca una escalera para aprovechar el espacio bajocubierta, antiguamente en desuso.

La continuidad espacial se apoya en la combinación de la madera con los planos blancos, que, además, enfatizan la presencia de la luz natural.